Artistas en residencia. Modos de estar

Modos de estar

Versión ampliada de la crítica publicada en diario SUR (25/07/2015)

Las obras de Irene de Andrés, Javier Artero y Andrea García Vásquez suponen distintos modos de experimentar la realidad, acercarse a ella y reconstruirla

Colectiva. ‘Artistas en residencia. Viaje entre el programa y la deriva’

La exposición: Irene de Andrés, en 6 obras, interviene mediante dibujos y láminas vítreas translúcidas catálogos de viajes; junto a éstos, presenta un vídeo que es una sucesión de resultados de búsqueda en internet. Javier Artero presenta un políptico de 60 fotografías y un vídeo. Andrea García Vásquez muestra 24 dibujos y pinturas, algunas con la incorporación de retales textiles Lugar: Galería Isabel Hurley. Paseo de Reding, 39 bajo, Málaga. Fecha: hasta el 12 de septiembre. Horario: de martes a jueves, de 11.00 a 13.30 h. y de 17.30 a 20.30 h.; viernes, de 11.00 a 14.00 h. y de 18.00 a 21.00 h.; y sábados, de 11.00 a 14.00 h. Agosto cerrado

Esta colectiva fundamenta su sentido, como reza el título, en la condición, en algún momento, de residentes de los artistas seleccionados (disfrute de una residencia artística en alguna institución distinta a la de su formación o lugar habitual de trabajo). No obstante, esta experiencia compartida, valorada hoy como necesaria y que sitúa a estos creedores ante similares circunstancias, no es el único aglutinante: en el título también se inserta la idea del viaje, del desplazamiento al que obliga la residencia y al enfrentamiento a esa nueva localización. Las obras expuestas, junto a distintas temáticas a las que se consagran, revelan los muy distintos modos de experimentar, los diferentes grados de percibir o acercarse a la realidad, los varios registros del ser-sujeto, desde la distancia y pasividad de turistas que visitan los ‘resorts’ elegidos por Irene de Andrés –en el mejor de los casos, contemplativos-, al anhelo de respuesta y el ansia de ver del que se sabe espectador activo, tal como sucede en las obras de Javier Artero, o al que revisita lugares y acontecimientos dejando que el recuerdo genere, condicionándola, la imagen de lo vivido, como vemos en de Andrea García Váquez.

IH Irene

Irene de Andrés (Ibiza, 1986) origina una reflexión acerca del fenómeno del turismo, la colonización a través de éste y la representación o el concepto actual de paraíso. La artista interviene los catálogos de agencias de viajes con dibujos en translúcidos papeles o usando láminas vítreas que, igualmente, se sitúan encima, dejando ver algunas partes (las fotografías de hoteles) y velando otras. Al repetir la operación de aislar visualmente los ‘resorts’ y complejos hoteleros, De Andrés parece realizar un ejercicio de catalogación y archivo destinado a visibilizar, al modo del matrimonio Becher, una tipología: hoteles en el Caribe, a pie de playa, aislados y con presencia de vegetación tropical. Parece ésta la concepción actual de destino paradisíaco. Al repetirse el modelo se homogeniza y estandariza la experiencia (continente y contenido), a pesar de que se hallan en distintos países, e incluso se codifica el concepto de «paraíso», como si respondiese a un criterio ‘inoculado’ por los touroperadores y firmas hoteleras. Establecimientos que aminoran el concepto de viajero e incluso el más laxo de turista, pues son lugares en los que ‘atrincherarse’ mediante el «todo incluido» y disfrutar de una amplia oferta que rebaja la posibilidad de conocer e interactuar con el entorno (social) y salirse de la experiencia planificada. Así, en un monitor se suceden las imágenes que, mediante un motor de búsqueda en internet, aparecen al teclear «paraíso». Hagan la prueba, se ajustan a playas de aguas turquesas y arena blanca. Puro reclamo comercial.

IH Irene 4

IH Irene 2

Sobre algunos de esos catálogos, en las páginas dedicadas a los cruceros por el Caribe, la artista dibuja el viaje de Cristóbal Colón, asimilándose a los actuales viajes programados y marcando la relación de España con sus antiguas colonias. Hoy parece que la relación de la metrópoli con las colonias pervive en la consideración de éstas como proverbial destino de vacaciones, como réplica de la colonización.

IH Irene 3

En otra obra, usando los catálogos de viaje, sitúa en una hoja de papel vegetal (translúcida) un barco de guerra sobre una playa aludiendo a que fue escenario bélico. Efectivamente se solapan las capas. Un lugar destinado a la ‘desconexión’ resulta ser un lugar histórico. Pareciera que la Historia está excluida de los lugares paradisíacos, como si no cupiese en el ocio o como si no pudiera soportar ese ‘valor añadido’. Algo que nos recuerda a la serie ‘Campos de batalla’ de Bleda y Rosa, fotografías de escenarios de trascendentales batallas en los que no hay apenas huellas de aquellos acontecimientos y con los que muchas veces convivimos sin prestar la menor atención a estos verdaderos ‘sitios históricos’. Y en una dirección parecida se halla la última exposición de Juanli Carrión en el murciano Centro Párraga, ‘Monuments of Melancholy’, en la que revisita escenarios de la reciente Historia norteamericana que, en una propuesta ambiental en sala, tiñe su ‘anonimato’ y su ‘silencio’ de colores en alusión al uso y abuso que los ‘mass media’ han hecho de ellos como lugares para la genealogía de la nación.

IH the viewers

IH Artero IHthe viewers detalle

Javier Artero (Melilla, 1989) es uno de los jóvenes vídeocreadores más sólidos del panorama nacional, con un discurso ciertamente singular volcado a un tratamiento del tiempo y una interpelación al espectador que le hace tomar consciencia de su rol de espectador, de persona que espera ver algo, adquiriendo en el proceso consciencia de ello. Presenta un políptico de 60 fotografías de personas, de espectadores, sin más, de los cuales vemos la parte posterior de sus cabezas en ademán no sólo de mirar, también de ver. No se presentan como un mosaico o cartografía –una representación- de algo, como puede ocurrir con el vídeo de JR que proyecta el CAC Málaga ahora mismo, una imagen de Málaga entendida como comunidad a ojos del artista francés, o como un retrato colectivo de mujeres represaliadas, como ocurre con la obra de Santiago Sierra ‘396 Mujeres. La Casa del Pueblo, Bucarest, Rumanía. Octubre de 2005′, expuesta en el CAC durante largo tiempo. No, sólo son espectadores, ‘The viewers’ se titula la composición fotográfica. Nosotros replicamos la actitud y la pose de esas personas que se sitúan ante el paisaje, esperando ver o, tal vez, reflejarse. Un paisaje como el mar, siempre el mismo pero cambiante, con pequeñas olas que lo avivan y lo hacen distinto, similar y diferente a cada instante. Iguales pero cambiantes son esas personas que se sitúan frente al océano en su vídeo, siempre fijas mirando pero con ligeros movimientos. Y ante el vídeo dejamos pasar el tiempo, como hacen esos observadores que no dejan de ser una proyección nuestra, o nosotros de ellos. El sentido especular de la obra de Artero es innegable: nos situamos ante ella esperando hacerlo ante una ‘ventana’ y descubrimos que lo hacemos ante una suerte de ‘espejo’.

IH El periplo

El vídeo acusa todos los rasgos de su obra videográfica, absolutamente inconfundible: plano fijo; paralaje de lo humano y la Naturaleza que deriva en una escenificación de la categoría de ‘lo sublime’; y enfrentamiento de distintos tiempos, como el real y otro suspendido, creando un conflicto de percepción que nutre su trabajo y que supone una lúcida enunciación de ‘lo sublime’ al ralentizar el tiempo.

IH Andrea 3

Andrea García Vásquez (New Jersey, EE.UU., 1992) presenta 24 dibujos y pinturas saturados de ingenuismo, sugerencia y misterio. En ellos somete a espacios, acontecimientos y paisajes al acto de ser representados según el recuerdo, con lo que reviste la realidad y lo vivido de ensoñación y cierta inmediatez, inundando esos escenarios de un delicado candor y, en ocasiones, de una atmósfera lúdica y desprejuiciada. Julio Romero de Torres tenía al recuerdo como uno de los pilares del proceso creativo. De hecho aseveraba que «La pintura debe ser verdad a través del recuerdo». Ramón María del Valle-Inclán, figura próxima al pintor cordobés, desarrolló una especie de teoría del recuerdo. Valle afirmaba que «para ser perpetuada por el arte no es la verdad aquello que un momento está ante la vista, sino lo que perdura en el recuerdo», idea que venía a resumir en la frase: «Nada es como es, sino como se recuerda». .

IH Andrea

IH Andrea 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s