‘Cimas en la sima’. El rumor de la montaña

Cimas en la sima

Crítica publicada en Diario SUR (22/08/2015)

Esta excelente exposición nos aguarda, con obras que son verdaderas cimas, en esa especie de sima que es el espacio subterráneo que la acoge

Colectiva. ‘El rumor de la montaña’

La exposición: 13 artistas representados por 20 obras (pintura, fotografía, vídeo, acciones documentadas en la Naturaleza, instalación, escultura, dibujo con valor instalativo e intervención pictórica mural). Comisaria: Marta del Corral. Lugar: Sala Fundación Cruzcampo. ‘Parking’ municipal de calle Salitre, Málaga. Fecha: hasta el 31 de agosto. Horario: ininterrumpido (24 horas todos los días).

Un cambio se detecta en la Sala Fundación Cruzcampo gracias a esta exposición: la profesionalización y su consecuente rigor. A saber, no se percibe el aire amateur y lúdico, así como la continua desigualdad que dominaban casi todas las muestras desde su apertura en 2013. No en vano, ‘El rumor de la montaña’ es una de las mejores exposiciones desarrolladas en este espacio junto a la inaugural, ‘Underground 1.0’, comisariada por Noelia García Bandera, y a la itinerante -y ya mítica- ‘Post-It City. Ciudades ocasionales’.

El correcto montaje, la nómina de artistas –algunos fundamentales en el arte último español- y la innegable calidad de la mayoría de obras, siendo algunas verdaderas ‘cimas’, le otorgan a esta exposición ese valor sobresaliente. Esto hace que -como ya he expresado en más de una ocasión- surjan dudas respecto a este equipamiento. Es decir, una muestra como ésta, seria y de nivel, hace aún más molestas las adversas condiciones expositivas que registra la sala –cual sima- debido a su condición de parking subterráneo (polución, dificultosa iluminación o señalética que interfiere en la contemplación). Ello nos conduce a preguntarnos por el nivel de excelencia que se alcanzaría y por la mayor recompensa para con el loable esfuerzo de la Fundación Cruzcampo si esta iniciativa se desarrollara en un marco con otras condiciones.

Centrándonos en esta excelente exposición, que hubiera resultado aún más brillante con esas condiciones que echamos en falta, el comisariado ha optado por atender a artistas que hacen de la montaña un espacio de representación paisajística, una imagen con valor metafórico o un lugar de trabajo. La selección es intachable, con un acertado equilibrio entre artistas referenciales y otros más jóvenes que son ya valores, entre artistas locales y foráneos, así como entre disciplinas (pintura, fotografía o vídeo). Esto no es óbice para que indiquemos que otros hubieran tenido cabida, como Françoise Vanneraud (sus montañas se convierten en escenarios históricos, constituyéndose sus cordilleras en gráficos de distintas magnitudes) o José Medina Galeote (su ‘pintura topográfica’ es una representación dual, abstracta y figurativa, del paisaje montañoso); esto evidencia cómo la orografía y la montaña son asuntos caros para el arte actual, de ahí el tino al tomarlos como vectores de creación por parte del comisariado.

rumor8

rumor1

rumor5

Domina el espacio el impresionante dibujo de Cristina Ataide en un rollo de papel de 20 metros, que adquiere valor instalativo por su tamaño y por su exhibición en horizontal. En él aparecen inscritos muchos de los picos más altos del mundo, traducidos dibujísticamente y que pasan a situarse en un único plano. Esta idea de cordillera la toma Javi Calleja, quien, en una intervención mural, convierte sus garabatos en una suerte de sucesión de cimas, coronada la última por su ya característico lápiz escultórico. Carlos Miranda recrea igualmente el perfil de una sierra. Su obra nos invita, como la de Ataide, a deambular, a recorrer el espacio convertido en paisaje montañoso merced a la sucesión de vistas pintadas. Javier Artero proyecta un vídeo que sigue jugando con el tiempo y con nuestro rol de espectadores que contemplamos cómo un hilo de tierra se convierte en duración (en tiempo traducido) y en montaña. Subyace también la construcción artificial del paisaje, lo que recuerda al romano monte Testaccio, ‘nacido’ por la acumulación de ánforas vacías de aceite oliva, en su mayoría andaluzas, lo cual no deja de ser un poético traslado de la tierra y del paisaje y una ‘colmatación’ del tiempo. En vídeo se registran las acciones de José Otero, intervenciones en la Naturaleza mediante la incorporación de elementos que permiten tender lazos con el Land Art, una imprescindible cita que con lucidez se integra aquí.

IMG_20150819_140109

IMG_20150819_184010

rumor6

rumor7

Debemos destacar la rotunda pieza de Juan del Junco. Sus fotografías, en las que clasifica 120 piedras, responden a la implementación de lo científico y la taxonomía que dominan su trascendental trabajo. Pero esas 120 piedras se convierten en otras tantas montañas y en otros tantos paisajes. Y todos ‘contenidos’ en una localización. La objetividad, por tanto, se erosiona. Alba Moreno & Eva Grau, fieles a sus relatos emocionales, vinculan vivencias con escenarios naturales en los que se encuentran magnitudes distintas que actúan como metáforas de ellas mismas. Noelia García Bandera presenta fotografías de sugestivas recreaciones pictóricas de cielos descompuestos lumínicamente, atesorando una tensión ente lo pictórico y lo fotográfico. Extraordinarias son las dos pinturas de Ramón David Morales. Su cromatismo ‘fiero’ y ‘psicodélico’, con reflejos y tonos áureos, que se opone a los níveos paisajes de Cristóbal Quintero, parecen retablos de culto hacia la montaña y la propia tierra. Julio Sarramián compara pictóricamente lo sublime del paisaje montañoso con una suma de vectores y fronteras que lo ‘traducen’ en función a variables abstractas y de ordenación.

rumor2

rumor3

Eugenio Merino, corrosivo e iconoclasta, corona con un billete, convertido en cruz, unas manos que, en ademán de oración, se metamorfosean en montaña. Soberbia es la escultura de Manuel Franquelo: un pilar de alabastro en torsión que se tiñe de rojo en la hendidura que lo recorre. La alusión al Monte Gurugú nos introduce, desde la exquisitez material y el dramatismo, en la reflexión geopolítica, en la actual crisis migratoria y en la Historia reciente de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s