‘Territorios’. Vanneraud / Medina Galeote en Genalguacil Pueblo Museo

Françoise Vanneraud / José Medina Galeote

Territorios. A las ciencias sociales por el arte

Un proyecto comisariado por Juan Francisco Rueda

Del 11 de agosto al 18 de noviembre de 2018

_MG_2461

Territorios. A las ciencias sociales por el arte es un diálogo expositivo entre los artistas Françoise Vanneraud (Nantes, Francia, 1984) y José Medina Galeote (Girona, España, 1971). Ambos, a través de una consideración flexible del dibujo, que consiguen expandir en distintos e inusuales soportes, trabajan sistemáticamente nociones como el paisaje, la Historia y distintos asuntos de carácter social, como, en el caso de Vanneraud, los procesos migratorios. En este universo de preocupaciones y temáticas que ocupan a ambos, en Territorios toman los casos particulares de Genalguacil y del Valle del Genal, centrándose en problemas acuciantes como la despoblación, el éxodo rural o el envejecimiento de la población. Así, Genalguacil es el asunto central de la exposición, se sitúa su realidad social como objeto de reflexión. Justamente, el subtítulo nos habla de ello. En primer lugar, encontramos en esa acotación del título una suerte de paradoja: arte y ciencia unidas. Y es que nace la intención de que las obras se conviertan en materiales para la reflexión en torno a las ciencias sociales. Esto es, que desde las formas artísticas se provea la capacidad de transitar por disciplinas y áreas de conocimiento como la propia Historia, la geografía, la demografía, la ecología humana, etc. Que nos permitan analizar, por tanto, distintos aspectos de un grupo social o enclave, ya sean cuestiones materiales como inmateriales. En definitiva, intentar abordar el entorno, el contexto, las dinámicas poblacionales o la relación y conexión de la comunidad con el ecosistema (desde el paisaje a cómo se vive en él y de él).

IMG-20180811-WA0037 (1)

20180811_174300

20180811_175122
Como es habitual en los últimos proyectos expositivos desarrollados en esta localidad (Pintar imaginarios, entre agosto y septiembre de 2017, o Paisaje. Entorno y contexto, entre marzo y junio de 2018), esta exposición se expandirá en el tejido urbano del pueblo mediante intervenciones artísticas de Vanneraud y Medina Galeote, que pasarán a formar parte del ya rico patrimonio de Genalguacil Pueblo Museo. Vanneraud ejecutará un expositor o mesa paisajística de exterior en la que, enfrentándose al paisaje de Sierra Bermeja, se verá, por comparación, la interpretación de los diferentes picos montañosos y sus descensos como traducción o interpretación de distintas dinámicas poblacionales, como la demografía, la despoblación, el envejecimiento de la comunidad y el escaso número de población infantil, auténtica amenaza para el futuro de esta localidad. Los materiales elegidos adquieren cualidad simbólica y de profunda conexión con el entorno y la Historia: el rojizo acero corten que remite por su color a Sierra Bermeja, así como el hierro y el cobre de las numerosas minas que existían en el término municipal. Medina Galeote, por su parte, ha intervenido pictóricamente cincuenta y cinco tradicionales persianas enrollables de madera, de modo que es una intervención que transforma con respeto las casas y algunos sectores del pueblo, al tiempo que permite a los vecinos activarlas continuamente en función de sus necesidades, ya que serán ellos quienes cotidianamente hagan por recogerlas enrollándolas, desplegándolas o las tengan a media altura, generando un paisaje urbano en constante cambio. La intervención de Medina Galeote en Calle Real y la Plaza de la Constitución es un intento de aunar tradición y modernidad sin ser invasivo, ajustándose a lo ya existente que, gracias a su pintura, se sobredimensiona estéticamente abandonando esas persianas el carácter rutinario y anónimo al que estaban abonadas. Medina Galeote da un aspecto homogéneo a un sector de la calle principal que cruza Genalguacil y a la plaza más representativa, pero cada una de esas persianas, aun compartiendo estilo, posee una indudable individualidad. Al igual que la pieza de exterior de Vanneraud, que, aunque introduce una grave problemática, apela a la memoria, las persianas de Medina Galeote hacen lo propio. A saber, se han recuperado el verde y azul como colores que cayeron en desuso hace décadas en esta localidad y que, con anterioridad, gozaron de uso privilegiado en lo doméstico.

20180812_123159

20180812_123121

20180812_123133
Territorios, sí, en plural. Son muchos los territorios que confluyen en este proyecto que no se encierra en el Museo de arte contemporáneo de Genalguacil, sino que disipa sus límites y se interconecta con el paisaje y el paisanaje. Se encuentran el territorio del paisaje natural y el territorio urbano; el territorio del dato, de lo objetivo, y el territorio de la memoria, de las vivencias y recuerdos. En ese extraño, por singular, ejercicio de convertir a un pequeño pueblo como Genalguacil en el asunto de exposición, en motivo sobre el que trabajan dos artistas visuales con un innegable engarce en los discursos contemporáneos, nacen forzosamente obras específicas, pensadas ex profeso para este proyecto. La exposición se inicia con un conjunto de piezas de Medina Galeote que aborda la composición mineralógica de Sierra Bermeja y la propia Historia de Genalguacil en relación a la migración y al desplazamiento de población, asunto que late en todo el conjunto expositivo, ya que resulta severo y acuciante. El artista acude a la repoblación por colonos en 1572 tras la expulsión definitiva de los moriscos, así como a la repartición del pueblo en 22 unidades de cara a cada uno de esos nuevos colonizadores. Late aquí una estrategia de contextualizar una situación actual en los anales, en el relato histórico. Las obras de Medina Galeote nos trasladan al paisaje, como ocurre en Territorio Genalguacil, un monumental díptico en el que el artista juega sugerentemente con la topografía del entorno, y Trilogía genalguacileña: pinsapo, castaño y alcornoque, otra visión más literalmente paisajística, un políptico compuesto por noventa dibujos que nos acerca a las tres especies arbóreas de este entorno y que representan, a su vez, recursos económicos para el pueblo.

20180901_180908

_MG_2508

_MG_2499
La nacionalidad de Vanneraud y su continua atención al fenómeno migratorio, especialmente al hispano-francés en el último siglo y a través de escenarios paisajísticos, es otro de los potentes argumentos que motivan o hacen aún más pertinente su presencia en este proyecto. Gran parte de los migrantes genalguacileños se asentaron en Francia. Justamente, los soportes que emplea para esta exposición son postales, fechadas desde principios del siglo XX, que nos hablan de la comunicación entre personas obligadas a estar lejos. Son, en muchos casos, postales con vistas y paisajes españoles y específicamente de la comarca de la Serranía de Ronda. Su obra se encarna en el hilo de comunicación que mantenía vivas las relaciones humanas. La postal como asidero al origen (la esperanza de recibir noticias con una imagen reconocible) y como reporte del nuevo lugar que se habita. Las postales intervenidas por la artista francesa nos hablan de paisajes de paisajes y de paisajes en-construcción. Surgen los paisajes dinámicos, constituidos por una suma de diferentes, quizá como los lugares obligados a vivir. La añoranza y el desarraigo, tanto como la esperanza y el desamparo son evocadas por estas postales que, en paralelo, evocan la migración.

 

20180901_180706

_MG_2480

_MG_2466

_MG_2469
Hondo valle. Paisaje demográfico de Genalguacil 1900-2017 es una obra desarrollada a cuatro manos por Vanneraud y Medina Galeote sobre las paredes de la sala de exposición. Es un buen ejemplo del carácter expandido del trabajo de ambos artistas, quienes han imprimido a su quehacer dibujístico esa condición instalativa y ambiental. Esta obra efímera puede ser considerada la pieza central de la muestra que nos sitúa, camuflada en la sugerencia paisajística, el terrible descenso demográfico de Genalguacil. El perfil, de cimas y simas, que se asemeja al perfil de una cordillera, es la gráfica poblacional de este municipio, un hondo valle. En su interior, como un palimpsesto, se alternan los datos y las múltiples evocaciones a la Historia y al lugar.

Juan Francisco Rueda
Comisario del proyecto

_MG_2510

20180811_145139

20180811_145132

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s